Marita Veron. Cuando el poder cree que todo lo puede, pero parece que no

Posted on 7 marzo 2012

0



 

“Fue un sufrimiento saber que a Marita la violaron, la apuñalaron y la obligaron a tener un hijo”

Viernes 17 de Febrero de 2012 | Por segundo día consecutivo, Susana Trimarco se sentó frente a los jueces y contó detalles que le dieron las chicas rescatadas de los prostíbulos Las chicas le contaron que habían visto a Marita en los burdeles, y que le decían “Doña”, porque “Chenga” Gómez la convirtió en su mujer

“¿A dónde iban a escapar, si la Policía y los jueces se sentaban a tomar café con los proxenetas”. La pregunta de Susana Trimarco resume el terror y la impotencia que vivieron las víctimas de trata de personas en prostíbulos de La Rioja, que estando cautivas eran obligadas a prostituirse.

La quinta jornada del juicio en el que son juzgadas 13 personas por privación ilegítima de la libertad y promoción de la prostitución a María de los Ángeles“Marita” Verón, significó el segundo día de la declaración de Trimarco, madre de la joven tucumana que desapareció el 3 de abril de 2002.

Trimarco contó ayer los detalles que le relataron las mujeres que fueron liberadas tras los distintos allanamientos que se realizaron en los burdeles riojanos, y que contaron haber visto a allí a Marita.

Testigos del secuestro

La mujer empezó a enumerar a las distintas personas que le comentaron que vieron cómo subieron a Marita a un auto por la fuerza. Todos ellos (un albañil y una ama de casa, entre otros) no quisieron declarar porque tenía miedo, según dijo Trimarco.

“Cuento los detalles de la gente que no quiso declarar y vio el secuestro, para que entiendan que no nos quedamos quietos”, aclaró la madre de Marita sobre su declaración. Después relató detalles de la trata de personas de las chicas que vieron a su hija, a pesar de la oposición del abogado defensor Carlos Posse.

Trimarco reprodujo las declaraciones de AnahíBlancaAndrea RAndrea D, y otras chicas rescatadas, que están citadas para declarar en el juicio como testigos. “Anahí me dijo que estuvo encerrada, que el “Chenga” (JoséGómez la había agarrado a patadas porque ella no se quería prostituir. Ella se descompuso y esa noche durmió y estuvo con mi hija. Me contó que estaba vestida como el día que desapareció, con detalles que sólo conocía yo”, comentó Trimarco.

Anahí le contó que el “Pájaro” Rojas, ex miembro de la Brigada de Investigaciones de la policía riojana, que ya falleció, se llevó a Marita y a otras menores y las escondió en una casa en Chamiscal. “Por eso no la encontramos cuando hicimos los allanamientos”, manifestó Trimarco.

Blanca, una chica que fue vendida por su padrastro, le dijo que Marita estaba en La Rioja. “Era la ’doña’, porque era la mujer del ’Chenga’ y no la dejaban hablar con nadie. Me dijo que mi hija tenía una tristeza en su cara. Me describió a Marita, algunos lunares. Me contó que estaba teñida de rubio y que le pusieron lentes de contacto celeste. A las chicas les daban cocaína para que trabajen más. Por día unos 40 tipos pasaban por sus cuerpos”, describió Trimarco.

El pacto

Andrea R., otra de las chicas rescatada, le dijo que cuando la secuestraron, Marita se le acercó y le dijo que mejor haga lo que le pedían. “’Mirá lo que me hicieron a mí’, le dice y mi hija le muestra una puñalada en la espalda. Y le dijo ’este pendejo que tengo en mi brazo es gracias a la violación del ’Chenga’ que me obligó a tenerlo’”, contó Trimarco.

Marita y Andrea R. hicieron un pacto. La primera de ellas que lograba salir de los prostíbulos, tenía que buscar a la madre de la otra. Le tocó a Andrea R. esa misión. Cuando fue rescatada del “Candilejas”, la muchacha hizo llamar a Trimarco, que viajó a Buenos Aires con Micaela, su nieta.

Cuando se encontraron, se abrazaron muy fuerte. Andrea R. le contó el calvario que vivieron en La Rioja con Marita. “No saben el sufrimiento que fue para mí saber que la violaron, la apuñalaron, la obligaron a tener un hijo”, dijo la madre de Marita.

Otras tres chicas que eran de Concepción también le contaron que Marita era la mujer del Chenga. Andrea D., una chica de Misiones que estuvo unos ocho años secuestrada, le comentó que cuando estaban viendo televisión con Irma Medina, aparece en un programa Trimarco y su marido. “Estos la buscan y esta chica ya está en España”, habría dicho Medina.

“Cuento todo esto -insistió Trimarco-, porque ustedes no saben cómo operan estas redes. Es importante para entender porqué no está mi hija”, justificó la mujer sus dichos sobre la trata personas. 

Trimarco remarcó de alguna manera la hipocresía ante este tipo de delitos. “Ahora todos son santos y las chicas víctimas son atorrantitas, putitas. ¿A quién le puede gustar ese infierno?”, aseveró.

Declaraciones de Susana Trimarco

“Siempre seguí bajo amenazas. Me enviaban mensajes: te vamos a secuestrar a tu nieta, te vamos a cortar la cabeza y vamos a tirarla al río”

“Yo no tengo proyecto de vida, sólo vivo para esto, buscándola a Marita por todos lados. Vivo una vida de porquería”

“Aquí me senté ante la cruz (en la sala) a decir toda la verdad. Lo digo en la cara a usted (al abogado Carlos Posse) que no le tengo miedo”

“Todas las chicas dicen que la vieron a mi hija y coinciden en que dentro de los prostíbulos Marita era la mujer del ‘Chenga’ Gómez” 

“A mi marido lo acusaron de que violaba a su hija. Se murió con ese dolor. Mientras yo no tenga paz, estos delincuentes tampoco”

“Le quitaron a Andrea D. ocho años de su vida. Le hicieron un daño terrible, tanto psicológico como físico”

“Me trataron de prostituta. Si lo fuera, nadie les da derecho de hacer desaparecer a una persona de la tierra como hicieron con mi hija”

“Si mi hija estaba en los prostíbulos, todo se terminaba si aparecía. Se les terminaba su calvario y el mío. Pero no apareció”

“Nunca recibí dinero de esta señora (por María Jesús Rivero). El Gobierno me metió a los Ale encima. Julio Miranda, Guerrero y Fernando Juri”

“Acompaño siempre a Micaela, pero no soy su madre, soy su abuela. Es terrible que una madre tenga que aprender a vivir con el dolor”

“Andrea D. cuenta que las hacían participar de fiestas del poder. Se negó a declarar ante el juez Moreno, porque se acostó con él”

“Andrea R. me dice ‘usted los conoce a los Alé’, por los Ale. Me dice que ellos son cómplices con Liliana Medina de todas las cosas que hacen”

http://www.lagaceta.com.ar/nota/477468/Policiales/Fue-sufrimiento-saber-Marita-violaron-apu%C3%B1alaron-obligaron-tener-hijo.html

Anuncios
Posted in: General