Estereotipos: EL QUE SIEMPRE ESTÁ INVISIBLE EN EL CHAT

Posted on 24 noviembre 2011

0



Espera a que atienda el contestador para ver si atiende o no.
No atiende el celular si no conoce el número.
Siempre que le preguntás cómo anda te dice “Quemado”.
Se cree importante.

Dice que tiene Fb y Twitter pero que “nunca entra”.
No le gusta poner caritas.
Es muy exigente con la ortografía y la puntuación chateando.
No se banca las introducciones largas como “cómo va”, “bien, vos?”, “tranca, qué onda?”, “acá andamio ¿y boston?”, etcétera.

Nunca pone una foto suya ni de su familia.
Aunque sabe que está entregado, por momentos piensa que por no aceptar que lo etiqueten engaña a la CIA.
Quisiera ser un pirata pero no puede.
Trata de convencer a sus amigos, casi como militante, de que se bajen watsapp.
Le gusta estar ”conectado” pero le rompe las pelotas chatear.
Para hacerse el ocupado tarda en contestar al chat.


No usa Skype.
Es, básicamente, un paranoico.
Tiene un vaso térmico de café.
Va mucho a Starbucks.
El chat de Facebook le parece un sacrilegio.
Jamás pagaría algo con tarjeta por Internet.
Está muy preocupado por el robo de datos.
Es más, cuando lo llaman para venderle algo cree que su teléfono lo obtuvieron hackeándole su Hotmail.


Usa claves muy difíciles de recordar.
Siempre que va al cajero automático se queda mirando la pantalla, desconfiado.
Cree que está poco valorado en su trabajo.
Actualiza su perfil en LinkedIn.
Juega al ajedrez online.
No mira cine argentino.

O, mejor, dice que no mira cine argentino.
Supone que eso es un valor, de hecho.
Puede ser publicista. Si lo es, se define como “un creativo”.


Usa la pulserita Power Balance.
No pone música, “arma playlists”.
Cree que en el fútbol todo está arreglado.

http://www.niapalos.org/?cat=9

Anuncios
Posted in: General