Sobre modelos y traiciones en los ´70s de hoy

Posted on 14 noviembre 2011

0



El modelo K traiciona los ideales de los 70

JULIO RAFFO http://bit.ly/ljAPOY

Todos conocemos, o deberíamos conocer, la frase de Unamuno: “A veces, quedarse callado, equivale a mentir” pronunciada en la Universidad de Salamanca como respuesta al grito de “! Viva la muerte!” que lanzara Millán de Astray. Esa actitud le costó el puesto, la libertad e, indirectamente, la vida. Que el silencio, en determinadas circunstancias, equivale al consentimiento ya lo sabían los romanos; y el silencio puede ser complicidad activa con lo que no se denuncia, y es degradación personal motivada por la cobardía o, lo que es peor – a los ojos del Dante-, por el interés.

Yo hablo aquí de esto por el desconcierto y dolor que me causa la incomprensible actitud y silencio de queridos compañeros de la década del 70 , durante la cual creíamos que estábamos cerca de poder cambiar la sociedad generando las condiciones para la llegada de un hombre nuevo.

En nombre de aquellos ideales cometimos no pocos errores, y algunos de ellos de suma gravedad. Para combatir la posibilidad de que nuestros ideales triunfaran elEstado se hizo terrorista instrumentalizado por quienes se sentían directamente amenazados y ante el apoyo explícito o el silencio cómplice de vastos sectores sociales y empresariales, cuya actitud se encuentra inscripta en “el granito de la ira de Dios” para usar una significativa frase de Chesterton.

Por aquellos ideales nos unimos en la acción y, al encontrarme hoy con compañeros de entonces que integran, a libro cerrado, el “modelo” kirchnerista, proyecto sobre el presente las emociones del pasado y eludo (quizá por piedad) la interpelación brutal respecto de la dimensión degradada del gobierno que integran o defienden . Un relevante funcionario “K”, conocedor del “modelo” por habitar en sus entrañas, fue preguntado sobre la declaración jurada de los Kirchner que puso en evidencia un indecoroso enriquecimiento personal y la compra de terrenos públicos a precio vil; bajó la vista y dijo: “No se puede creer, contrarían hasta el sentido común…”.

Seguramente hay quienes, mediante un esfuerzo digno de mejor causa, pueden autoconvencerse de que es posible integrar el modelo sin traicionar a los ideales del 70. Y yo me pregunto: ¿cómo pueden callarse respecto de la dimensión corrupta del gobierno que integran o defienden? ¿Cómo pueden quedarse en silencio ante la relación K con los negocios de la Barrick? ¿No les dice nada la emblemática foto de compinches que se sacó Cristina con Peter Munk en Canadá?

¿Cómo pudieron quedarse callados cuando Cristina comparó goles con desaparecidos? ¿Cómo pueden guardar silencio ante el enfrentamiento generado entre los organismos de DDHH por instrumentalizar a alguno de ellos con toneladas de dinero irregularmente entregado? ¿Cómo pueden coexistir con la presencia en el espacio con los Menem, los Saadi y los Jaime ? ¿Qué sienten ante la reivindicación de la Juventud Sindical, cuya homónima asesinaba compañeros? ¿No advierten que algunos queridos compañeros de antaño hoy son inexplicablemente ricos gracias a su tránsito por el poder? ¿No advierten que son los “honestos útiles” funcionales a un modelo que roba y degrada al amparo de cosméticas medidas “progre”?¿No comprenden que ese silencio es complicidad delictual y le miente a la propia biografía que generaron en la legendaria década del 70?

30/06/11

PorJULIO RAFFO

Anuncios
Posted in: General