Hay vida a la izquierda del Gobierno

Posted on 20 julio 2011

0



Qué estamos discutiendo, che?

Publicadas por Gerardo Fernández

No cayó muy bien el post sobre los “medio inteligentes” pero bueno, hasta que se me demuestre lo contrario seguiré pensando lo mismo. El problema de mucha clase media es que sigue empecinada en creer que a ella le va bien cuando el contexto es un horror. Esa gente que se creía en los noventa aquello de “Estamos mal pero vamos bien” y que hoy recita el “Estamos bien pero vamos mal”. Esa clase media que sigue leyendo a los mismos referentes que la llevaron al peor de los desastres, esa clase media que sigue tomándole la palabra a gurúes que le dijeron que el dólar se iba a escapar y que le siguen anticipando periódicamente catástrofes que nunca se producen, esa clase media porteña que se preocupa por “la falta de nafta” cuando no hay una sola cola para cargar en ningún lugar de la ciudad. Esa clase media cree que ha logrado mejoras por sus propias virtudes y desconoce que ha habido una gestión macro del kirchnerismo que la ha favorecido notablemente. Es más, no dejan de tener certeza aquellas críticas por izquierda -y que suscribo- en el sentido de que las políticas desplegadas desde 2003 a la fecha han impactado mucho más favorablemente en los estratos medios y medio altos que en los de abajo. Creo que falta pila para llegar a los sectores más postergados de la sociedad.

Es que el kirchnerismo, contrariamente de lo que a muchos les han hecho creer, no es muy de izquierda que digamos, no lo es en el sentido de que no quiere la eliminación de la propiedad privada y la construcción del socialismo, lo que pasa es que sí más de izquierda en el sentido de que quiere profundizar el capitalismo ante un establishment que en el fondo pretende seguir con una fachada de capitalismo posada sobre un entramado cuasi feudal. El kirchnerismo es muy capitalista, demasiado para el gusto de los sectores dominantes que cacarean con el capitalismo de verdad pero han vivido en un capitalismo de segunda selección en el que siempre les fue muy bien. A Clarín, por caso, le ha ido muy bien con esa Argentina porque así edificó su poderío. El kirchnerismo quiere cobrar impuestos, el kirchnerismo no quiere que los medios estén monopolizados; el kirchnerismo quiere que los que más tienen más aporten, en suma, toda una serie de ambiciones de la más rancia estirpe capitalista. Pero como esto es relatado como “socializante” no faltan los incautos que se lo creen.

A ver si nos entendemos: hoy no estamos discutiendo “Liberación o Dependencia”. No estamos debatiendo si queremos ir al socialismo. Lo que en rigor está atravesando el debate político nacional es si queremos seguir siendo ese país de capitalismo a medias, tercermundista, que padecimos hasta 2001, o si verdaderamente queremos construir un capitalismo más parecido al de los países centrales, obvio que con nuestras peculiaridades. Las usinas tradicionales de propagación de ideología nos corren siempre con los modelos de países centrales pero cuando acá intentamos hacer cosas concretas en ese sentido nos tildan por poco de subversivos. Una de las triquiñuelas a las que recurren es decir que muchas de las cosas de esos modelos no se pueden realizar acá porque ta ta ta ta, una sarta de excusas con las que terminan planteando que no se puede cambiar. En suma, te corren con el capitalismo de los países centrales pero cuando el kirchnerismo toma medidas ene se sentido le dicen que eso acá no se puede practicar.

Por eso planteo esta contradicción entre la vida concreta de mucha clase media y su mundo abstracto. Esa clase media no logra ver que lo que más le conviene a sus intereses es el kirchnerismo, esa clase media no se da cuenta que es precisamente con este modelo cuando mejor le va y precisamente que fue en el modelo que hoy encarnan desde Alfonsín hasta Macri cuando peor le fue. Y todo esto tiene que ver con el vaciamiento intelectual de ese sector social que ha retrocedido horrores en materia de consumos culturales e intelectuales. Esa clase media que compra los libros de Redrado o de Majul demuestra cuánto fue para atrás. Entonces, en medio de esa caída, cree sin el más mínimo fundamento que retomando los lineamientos generales de los ochenta y noventa habrá una salida porque, seamos claros, la discusión acá no es entre el kirchnerismo y el mundo soñado que nos merecemos, el debate es entre esto que vivimos ahora y aquellos años que también vivimos y terminaron como todos sabemos.

No hay alternativa.

Tirando al Medio: Qué estamos discutiendo, che? http://bit.ly/ouhoeB

Anuncios
Posted in: General