Macri y el contrato GCBA-PRIMA (grupo clarinete)

Posted on 7 julio 2011

1



Macribook 1 y 2

No por de algunas semanas atrás esto deja de ser noticia.

La Justicia investiga si el gobierno de Macri armó una licitación a medida de una empresa del Grupo para proveer computadores y conectividad a Internet a cientos de miles de alumnos de escuelas públicas porteñas.

Macri adjudicó a la empresa PRIMA de Grupo Clarín por 274 millones de dólares una licitación para la adquisición de 178 mil netbooks para alumnos y 18 mil para docentes además de la interconexión digital para las escuelas porteñas. Ahora el caso fue denunciado ante la Cámara Penal de Capital Federal frente a la posibilidad de que se haya armado un pliego licitatorio a la medida de la empresa que finalmente fue adjudicataria. El tema ya había tenido repercusión en marzo último cuando apreció en el Boletín Oficial a través del cual se puso el foco a los lazos que unen al jefe de Gobierno porteño con el Grupo Clarín.

Ariel Garbaz, experto en informática, perito judicial y denunciante señaló que ” Es muy sencillo darse cuenta del negocio” que se generó entre PRIMA y el Estado porteño a instancia del Macri ya que “el Gobierno Nacional compró las mismas computadoras de la misma marca y modelo y con la misma conectividad a Internet para todas las escuelas técnicas del interior cuando Daniel Filmus era ministro de Educación de Néstor Kirchner”.

Garbaz argumenta que en aquella ocasión el estado nacional “pagó por 250 mil computadoras 82 millones de dólares, es decir 323 dólares cada una” y que ahora. “el Gobierno de la Ciudad compró 298 mil, y paga 919 dólares cada máquina”.

Además de la amplia diferencia en el importe, el perito señala también algunas irregularidades que surgen del pliego licitatorio: “Macri habla de la conectividad y ahí está la trampa, ya que se hizo el pliego para que de las tres oferentes solo una pueda cumplir, ya que se puso en el pliego que todos los alumnos tenían que tener conexión a Internet no solo en las escuelas sino en cualquier punto de la Ciudad de Buenos Aires”. En ese sentido sostuvo que “tanto Telefónica como Telecom, que fueron las otras dos oferentes y que quedaron afuera, podrían cumplir con la condición formando una unión transitoria de empresas, pero el pliego pedía que sea una sola la empresa que cumpla con el sistema”. 

Pero Telefónica y Telecom no pueden participar juntas de una licitación porque firmaron un acuerdo con el gobierno nacional contra prácticas monopólicas. “Esto -dijo Garbaz- lo sabía el gobierno de la ciudad y por eso puso esa condición, que hizo que solamente una empresa pueda cumplirlo”.

Otra de los puntos que remarca el denunciante es que “en este tipo de contrataciones informáticas los servicios de conectividad no tienen un precio de plaza establecido entonces lo que se hace es pedir un producto exclusivo que solo una sola empresa informática pueda satisfacerlo y entonces esa empresa tiene la libertad de fijar el precio que quiera porque no tiene competencia en esa condición que pide ese pliego”. 

Además resulta alarmante la potestad que adquiere la empresa sobre los acceso a la red que pueden tener los alumnos de los colegios de la Ciudad: “No solamente se hace un negocio a medida sino que utiliza a los escolares para eso afectando seriamente la educación publica, ya que en el pliego se pide que sea la adjudicataria la que fije el filtrado de contenidos”.

Luego de entregarle al grupo de Noble Herrera-Magnetto un plan que requiere la inversión de 274 millones de dólares, ahora Macri quiere que municipios bonaerenses se sumen para añadir al paquete unos cuantos dólares más.

Gracias a las gestiones realizadas por el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, la empresa PRIMA -del Grupo Clarín- sumará casi 1 millón y medio de dólares provenientes de los presupuestos de tres municipios boanerenses: Dolores, Ramallo y Rivadavia.

Estos tres distritos se sumarían al programa de conectividad implementado por la Ciudad, que implica una inversión, en el marco del plan “Una computadora por alumno” del gobierno porteño, de 274 millones de dólares mediante un contrato por cinco años, todo en beneficio de PRIMA, la empresa refundada por el Grupo Clarín específicamente para la Ciudad.

Según publica Tiempo Argentino, de los documentos descubiertos por la legisladora Gabriela Cerruti, de Nuevo Encuentro, el intendente de Dolores, Luis Etchevarren, de la Coalición Cívica, acordó con la ciudad, la adquisición de “entre 550 y 1100 netbooks”, mientras que su colega comunal de Ramallo, Walter Santalla, del Frente Cívico Concertación Acción por Ramallo, acordó otra compra, de 500 a 1200 netbooks. En el caso de Sergio Omar Buil, intendente de Rivadavia, integrante del GEN, la idea es más ambiciosa: acuerda la compra de 2000 a 2500 nets.

De acuerdo al mismo informe, los municipios tendrán que pagar 353,60 dolares por cada netbook y 696,15 por notebook.
Para Cerruti “se trata de un acuerdo, firmado antes de la licitación, para que el gobierno porteño funcione como agente de venta de PRIMA, para municipios que quieran contratar, en forma directa, la compra de las máquinas de Clarín”. Lo peor, dice la legisladora, es que nadie sabe, todavía, cuanto pagará cada municipio bonaerense por la conectividad, otro gran negocio dentro del mismo paquete.

Todo dependerá de la aprobación -o no- de la Legislatura porteña, donde hace 15 días ingresaron los documentos correspondientes a esta “mediación” realizada por el gobierno de Macri para beneficiar a PRIMA y a Clarín.

Se trata de los tres convenios firmados entre Macri, su ministro de Educación Esteban Bullrich y tres intendentes bonaerenses el 16 de noviembre de 2010, es decir, poco antes del 23 de noviembre, fecha de la primera y fallida apertura de los sobres de la licitación que, en marzo, terminó en manos de PRIMA.

Los tres convenios fueron firmados con Luis Camilo Etchevarren, intendente de Dolores; Sergio Buil, jefe comunal de Rivadavia y Walter Santalla, alcalde de Ramallo. Los tres documentos se basaron en el artículo 16 del pliego de bases y condiciones de la licitación, que le permite al gobierno PRO, “celebrar convenios” con “distintas entidades públicas y establecimientos educacionales privados”, a un “precio de mercado”.

Posted in: General