Del “modelo a profundizar” y otras opiniones….

Posted on 3 mayo 2011

0



La Presidenta reclamó bajar el grado de conflictividad a la CGT

La mandataria recibió a Hugo Moyano y al consejo directivo de la central sindical en la Casa Rosada; “Hablamos de profundizar el modelo”, dijo Omar Plaini

Luego del post sobre “la defensa del modelo” y sus implicancias, el Sociologo Atilio Boron, cuenta su versión del modelo,  a ver…


Un dato sintomático de la (bajísima) calidad de (casi toda) la dirigencia política de la Argentina es el hecho de que quien a su manera nos insta a debatir sobre el modelo” económico imperante en este país sea una revista humorística, Barcelona.

Esto confirma, una vez más, que el humor político suele ser infinitamente más “serio” e importante que los alambicados discursos de políticos, funcionarios, académicos e intelectuales que casi invariablemente esquivan el bulto y se abstienen de analizar eso que Maquiavelo con gran acierto denominaba “la verdad efectiva de las cosas”.

Ojalá le hagan caso a Barcelona porque quienes irreflexiblemente se desgañitan declarando la necesidad de “profundizar el modelo”, ¿quieren profundizar también la Ley de Entidades Financieras de Videla y Martínez de Hoz; o la Carta Orgánica (ultraneoliberal) del Banco Central pergeñada por Domingo F. Cavallo; o la escandalosamente regresiva estructura tributaria que recauda impuestos a las “ganancias” (!!!) entre los asalariados o castiga con un IVA brutal a los consumidores de bajos recursos mientras exime de imposiciones tributarias a la renta financiera o a la transferencia de activos de sociedades anónimas mientras subsidia a las grandes empresas y a los consumidores adinerados?

¿Quieren profundizar los efectos de esta incontenible fábrica de pobreza que es el “modelo” y la irritante desigualdad económica “cronificada” pese a elevadísimas tasas de crecimiento económico; o el trabajo “en negro” que afecta al 40 % de los trabajadores, incluso dentro del propio sector público; o la indiferencia ante los reclamos en contra de la minería a cielo abierto, por la preservación de los glaciares y los bosques nativos, o por la devolución de las tierras a los pueblos originarios (caso Qom, en estos días)?

¿De verdad quieren profundizar todo esto?

Estos son algunos, ¡no todos!, de los rasgos que caracterizan al “modelo” que se quiere acentuar. ¿Quieren profundizar la extranjerización descontrolada de la tierra (que ahora, tardíamente, se trataría de contener, cuando lo más importante ya ha sido transferido a manos extranjeras);  mantener el saqueo de los recursos minerales e hidrocarburíferos sin ningún control fiscal;  mantener la farsa de las cifras del INDEC; seguir sin elaborar un proyecto industrial para un país concebido por el “modelo” como exportador de bienes primarios (agropecuarios, mineros, petróleo y gas)? ¿Eso se quiere profundizar?  

De lo que se trata no es de profundizar el modelo sino de cambiarlo de una buena vez, sin arrojar por la borda todo lo actuado,  preservando algunos aciertos (aún cuando insuficientes, como la asignación universal por hijo y la extensión de los beneficios jubilatorios)  pero avanzando aceleradamente en una nueva dirección congruente con los imperativos de justicia y equidad sin los cuales cualquier democracia se convierte en una farsa y deviene en una plutocracia disfrazada. Ojalá que en este año, tan cargado de contiendas electorales de todo tipo, se pueda abrir una discusión seria y rigurosa sobre el “modelo”, en cuyo frontispicio figuran con letras mayúsculas los siniestros nombres de Videla, Martínez de Hoz, Cavallo y Menem. 

Porque, ¿quién puede creer que sobre semejantes bases ideológicas se puede construir una alternativa “progresista”-¡ni

digamos de izquierda!- para la Argentina?

Alguna respuesta interesante y algo compartida, también…

Estimado Atilio:
Tiene usted mucha razón en lo que dice; y comparto sus apreciaciones tanto de lo negativo como de lo positivo del “modelo”. Pero surgen ciertos interrogantes que vienen al caso: ¿con quiénes piensa ud. que se puede efectivamente cambiar el modelo, con los que en el 2008 estaban vivando a la Sociedad Rural desde el socialismo ? ¿Con los que prefieren ignorar todo lo que se ha hecho por los derechos humanos, por el juicio y castigo de los milicos (y civiles) genocidas de la dictadura, diciendo que “el kirchnerismo se ha apropiado de los derechos humanos? ¿Supone Ud. que con los mismos tipos que desde hace una punta de años están en el trono testimonial de “oposición al sistema”, leáse Altamira, C. Castillo, Pitrola ?
Quizá haya que mirar entonces a Proyecto Sur, al que, sin ser lo mismo que los radicales, el PJ, el PRO & Cía, no le ha temblado el pulso en más de una oportunidad por serle funcional al Grupo A.
Reitero: comparto sus conceptos.
Pero también recuerdo que este gobierno estuvo cerca de caer por aumentarle las retenciones a los patrones agrarios, y en esa, estimado, se encontró muy solo. Demasiado solo.
Me parece que ha sido más generoso con lo negativo que con lo positivo: sostener esta decisión de no reprimir la protesta social hubiera merecido estar en la balanza.
Por supuesto que me indigna la extranjerización de las tierras, la cuestión de la minería, la situación de los tobas y el cretinismo del Indec. Pero mire a su alrededor, si encuentra algo mejor, no deje de avisarme.
Profundizar el modelo quizá sea resolver las asignaturas pendientes, éstas que usted menciona. Me uno a sus reclamos, los hago míos, pero recuerde que para dar esa batalla que tanto ud. como yo reclamamos, hace falta bastante más convicción popular que la que suele haber.
Un gusto poder compartir este espacio con usted.
Saludos

Posted in: General