“Día del Coraje Civil”

Posted on 30 abril 2011

2



A 34 años de la primera ronda

Las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora invitan a todos y todas a compartir la habitual ronda de los jueves y luego al Acto de conmemoración en la Pirámide

A 34 años del primer encuentro de las Madres en torno a la histórica Pirámide, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora invita a compartir el acto de conmemoración que tendrá lugar el jueves 28 de abril a las 16 horas, donde se realizará un homenaje a las compañeras de lucha que ya no están, a través del rescate de textos, poemas y cartas a sus hijos/as detenidos desaparecidos/as, escritos a lo largo de tantos años de búsqueda de memoria, verdad y justicia.

Alrededor de la Pirámide de Mayo se colocarán las fotografías de las madres ausentes, a las que sus compañeras de lucha les contarán los logros obtenidos hasta la fecha. Asimismo , las madres que estuvieron presentes aquel primer 30 de abril nos traerán el recuerdo de esa jornada.

Luego de la participación de Ignacio Copani con canciones dedicadas a la historia de estos 34 años, las Madres dejarán azucenas en el pie de la pirámide, donde se encuentra la placa que señala el lugar donde descansa Azucena Villaflor, una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo. Desde 1996, el 30 de abril es recordado como el “Día del Coraje Civil”, luego de la aprobación de la ordenanza N° 50.372, del entonces denominado Honorable Concejo Deliberante de la Ciudad de Buenos Aires.

Las Madres de Plaza de Mayo conmemoraron hoy los 34 años de su primera marcha, realizada el 30 de abril de 1977, cuando comenzaron a caminar al revés de las agujas del reloj y alrededor de la histórica Pirámide, en tiempos en que la policía de la dictadura militar les impedía quedarse quietas en un solo lugar.

Con la consigna “Las Madres, los Hijos, la Patria, en un solo corazón”, y “30 de abril Día del Coraje Civil”, la Asociación Madres de Plaza de Mayo comenzó su marcha puntualmente a las 15.30 -como históricamente lo hicieron cada jueves-, con su presidenta Hebe de Bonafini y una veintena de Madres a su alrededor, acompañadas por organizaciones sociales y políticas.

En otro sector de la Plaza, integrantes de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora también conmemoraron el 34 aniversario de la primera vez que se manifestaron públicamente para pedir por el paradero de sus hijos secuestrados, acompañadas también por organizaciones sociales y políticas.

Alrededor de la Pirámide de Mayo fueron colocadas fotografías de las madres ausentes, a quienes se dirigieron las palabras de sus compañeras de lucha, antes de dejar ramos de azucenas en el pie de la Pirámide, donde se encuentra la placa que señala el lugar donde descansan las cenizas de Azucena Villaflor, una de las fundadoras de las Madres, secuestrada por el grupo de tareas del represor Alfredo Astiz en diciembre de 1977.

Entre las oradoras de Línea Fundadora se escuchó a Taty Almeida y Nora de Cortiñas, quien tuvo especiales recuerdos para sus hijos y sus compañeras, al tiempo que pidió “una solución urgente para el problema que plantean los pueblos originarios a través de los hermanos qom de Formosa, a quienes les han arrebatado sus tierras”.

LAS MADRES, LOS HIJOS, LA PATRIA. UN SOLO CORAZÓN.

Hebe de Bonafini. Discurso del 28 de abril de 2011. 

“Un solo corazón, es verdad. Las Madres, los hijos, la Patria. Un solo corazón, eso es indispensable. Tenemos que aprender a sentirnos así. Unidas, unidos increíblemente en ese corazón que es nuestra patria, que es nuestra república Argentina. Inés decía: ‘la revolución anda caminando’, la vamos llevando adelante, compañeros. Porque lo que han hecho Néstor y Cristina es revolucionario, es transformador. No será la revolución que soñaron nuestros hijos.

Pero es una gran revolución transformadora que todos los días nos muestra que se puede luchar contra los fachos, contra los que mienten, contra los desaparecedores. Las Madres orgullosas de nuestros hijos revolucionarios, orgullosas de nuestro pañuelo blanco que llevamos apretado en nuestra cabeza como el abrazo de nuestros hijos. ¡Cuántos jueves sin faltar un solo jueves! Cada jueves, cada paso, cada hijo, cada compañero, cada trabajador. Pasado mañana es el día de los trabajadores, el 45% de los desaparecidos son trabajadores. Ellos tenían una conciencia sindical espectacular, desde adentro del pulpo de los gordos, de los burócratas, de adentro de los sindicatos luchaban y peleaban.

Y por eso se los llevaron, señalados por los mismos burócratas. Algunos de ellos están presos por suerte. Todavía son muy pocos, pero poco a poco van a ir cayendo, porque la cárcel es el futuro de ellos. En cambio nuestros hijos tienen el inmenso futuro de vivir en cada compañero, el inmenso futuro de vivir en cada casco que trabaja y levanta su vivienda. Ese es el futuro de nuestros hijos que es el futuro de ustedes compañeros.

Esta Patria nos necesita a todos, a todos y cada uno. No recordando la muerte, sino viviendo intensamente la vida. La vida, esa, indispensable, esa que nos puede dar alegría. Esa vida maravillosa, increíble que necesitamos para hacer la revolución. Yo ya ahora no digo que no se si no la voy a ver la revolución, porque he visto cosas que no pensaba.

Estamos viendo las Madres y sintiendo cosas que no soñábamos. Es maravilloso construir los sueños con otros. Los sueños compartidos, eso de hacer viviendas para cada uno, ojalá pudiéramos inundar el país de viviendas, de hospitales, de escuelas, de casas para nuestros compañeros.

Ese era el proyecto de nuestros hijos: educación, conocimiento, formación política, formación sindical, derechos, los derechos para todos, no los de mentiras e hipócritas. Los derechos de los que somos capaces cada día poner el cuerpo para que esta revolución sea verdad. Y el cuerpo se lo pone cuando uno hace lo que dice y no cuando se la pasa mintiendo y tomando los símbolos de otros.

Por eso, compañeros, esta Plaza nos pertenece. Nos pertenece sí, junto a nuestros hijos, junto a ustedes porque ustedes también cada jueves con nosotros hacen la Plaza. Cuando veía hoy que íbamos llegando, y veía cómo habían vestido las pirámides los compañeros. Esa pirámide que nos dice muchas cosas. Este coraje civil, si es verdad, no se si prestaron atención en lo que está ahí. Pero tuvimos que tener, no coraje, sino una gran pasión y un gran amor por nuestros hijos. Esos hijos que todavía hoy y mañana y pasado y siempre van a estar representando aquel sueño.

Pero saben que cada día, cada paso de las Madres, cada avance, cada discurso de Cristina es ver y sentir que ella está diciendo y haciendo lo que ellos querían. Porque nuestros hijos eran sus compañeros. Porque nuestros hijos eran los compañeros de Néstor, porque nuestras hijas amaban lo mismo que amaban ellos. No se nos puede decir que eran presidentes. Cristina es una compañera, una compañera que está dando todo por nosotros. Y como tal tenemos que recibirlo. Tenemos que sentir en lo más hondo de nuestro corazón lo que nos dice cada día, con cada discurso. Compañeros, las Madres hemos aprendido a ser felices con lo que hacemos. Nos emocionamos, lloramos, reímos, sentimos y avanzamos. Avanzamos en este proyecto maravilloso de país que tiene que seguir en el 2011, en el 2015, y más y más porque es un proyecto nacional y popular que lo tenemos que hacer entre todos compañeros. Y ahí si conseguimos que el proyecto siga, ahí se hará la revolución, esa que soñaron nuestros hijos.

Porque poco a poco estamos pateando el capitalismo, poco a poco ellos mismos se están peleando y matando, sino miren cómo les va a los países europeos, cómo les va a los yanquis; y nosotros cada vez mejor, cada vez con más trabajo, cada vez con más proyectos.

Eso es revolución, compañeros. A veces no es lo que pensamos. Todo se transforma, todo crece, todo se modifica. También el mundo se modifica, también se modifican las revoluciones, no son las mismas.

Así que, compañeros, este acto, esta vitalidad que se siente acá para nosotras es fundamental. Porque sentimos que cada jueves la Plaza cada jueves tiene más fuerza, cada jueves sentimos nuestros hijos que nos están diciendo: ‘dale vieja que por ahí vas bien’. Esta conjunción de los hijos y las Madres, es verdad, salimos a lo mejor a la mañana llenas de dolores, pero cuando llegamos acá a la Plaza, que es el encuentro verdadero con nuestros hijos, nos sentimos mejor. Caminamos, damos estas vueltas que ya son menos, pero con tanta fuerza, con tanta dignidad, con tanta altura, porque no traicionamos a nuestros hijos. Porque no vendimos su sangre. Su sangre no se vende, es única, irrepetible. Porque no vendemos sus principios. Porque la solidaridad nos mueve, porque el amor de ellos nos impulsa. Sentir que nuestro corazón late con más fuerza, sí, con mucha más fuerza compañeros. Porque tenemos que ponerle todo lo que tenemos, para que esta Patria que soñamos ellos y nosotros y ustedes, sea verdad. Para que haya niños felices. Para nosotras es más importante un niño feliz que un milico preso. Y eso es de verdad. Alerta, alerta, alerta que están vivos, todos los ideales de los desaparecidos. Más que los ideales, los proyectos. Los ideales se convirtieron en proyectos. Los ideales de nuestros hijos ya son proyectos. Su sangre vibra en cada uno de ustedes porque no la hemos vendido. Por eso vibra, por eso se renueva, por eso nace permanentemente. Y ese nacer es mostrarnos a esa juventud increíble que salió a las calles hace seis meses y no ha parado. ¡Gracias a los pibes que saben soñar la política en serio! ¡Gracias a los pibes que están convirtiendo los sueños en realidad! Gracias a los pibes que saben que jamás las Madres venderemos su sangre. Muchas gracias.”

Más allá de algunas diferencias de forma, de líderes o de momentos, siempre será respetada una madre que perdió un hijo. Cuando otros se escondían con comprensible miedo o no te metás, ellas salieron a recorrer comisarías, despachos, y a la Plaza, su Plaza.

“Una se queda como desarmada, pero feliz” Taty Almeyda, tras el homenaje a Madres en la jornada d ayer. ¡Cuánto dolor transformado en lucha!

Siempre. Nuestros sinceros respetos a Ellas, Nuestras

Madres…


http://youtu.be/2Vm5CkRPqSc


http://www.madres.org/navegar/nav.php?idsitio=5&idnota=7526&idindex=26

Posted in: General