Ricardo Alfonsín – A ver que tenemos…?

Posted on 3 marzo 2011

0



Que se rompa y no se doble – Ricardo Alfonsín

Alfonsín: “Una alianza UCR-PS es lo más natural”

Durante su recorrida por la provincia de Santa Fe, Ricardo Alfonsín destacó ante el diario La Capital de Rosario, la necesidad de fortalecer un acuerdo entre el radicalismo y el Partido Socialista. El artículo

“Una alianza permanente entre el radicalismo y el socialismo es lo más natural. Es más difícil explicar por qué partidos que piensan igual a esta altura de los acontecimientos —y podemos decir que el socialista y el radical tienen una identidad absoluta— compitan entre sí en una elección general. Es mucho más fácil explicar que confluyan. Una fórmula combinada entre socialismo y radicalismo, o radicalismo y socialismo, es muy posible”. De este modo respondió ayer a LaCapital el precandidato a presidente de la Nación por la Unión Cívica Radical Ricardo Alfonsín, cuando este diario le preguntó si integraría su binomio con el gobernador Hermes Binner.

También relató la charla mantenida la semana pasada con el mandatario provincial con quien se reunió en Buenos Aires: “Con Binner tuvimos una conversación en la que analizamos distintas cuestiones vinculadas a la necesidad de fortalecer el frente en el que estamos trabajando, a nivel nacional. Acerca de la posibilidad de ampliarlo a otras fuerzas políticas, movimientos sociales y de la producción. Y en particular conversamos también sobre la evolución de los equipos de trabajo. Conjuntamente venimos analizando las propuestas para el país. Estamos trabajando desde hace 4 ó 5 meses con los equipos del Cemupro (que conduce la diputada socialista Alicia Ciciliani), los equipos del GEN y los nuestros, de cara a 2011, elaborando propuestas para afrontar los principales problemas del país”.

Distendido, más informal que su padre (ayer llegó en mangas de camisa), fue afectuoso con todos los que cruzó sin dejar de saludar a nadie. En Alfonsín (h) hay más cosas que su parecido físico, sus inflexiones de voz y una cuidadosa oralidad, que recuerdan a su padre. Al igual que éste hiciera en más de una ocasión, ayer Ricardo palmeó la mejilla del periodista de LaCapital mientras éste lo entrevistaba sin dejar de sonreír: “No, no voy a hablar de la interna”, repitió un par de veces entre divertido y condescendiente.

No se refirió a la que protagonizará el 30 de abril próximo con el senador Ernesto Sanz para dirimir la candidatura presidencial radical (en cuyo marco recorre el país), sino a la competencia provincial que enfrenta por estos días a Luis “Changui“ Cáceres y a Mario Barletta, como precandidatos a gobernador de la provincia. A ambos sentó ayer a su lado en la mesa desde la que brindó una conferencia de prensa en el salón de actos del comité provincial de la ciudad de Santa Fe, colmado de simpatizantes que lo vivaron. Del otro lado estuvieron la vicegobernadora Griselda Tessio, el presidente del comité y diputado, Hugo Marcucci; el jefe del bloque de Senadores, Federico Pezz; el Intendente de Firmat, Carlos Torres, y el titular del bloque de Diputados, Santiago Mascheroni.

“Tengo la sensación de que la sociedad desea un cambio; que la sociedad intuye que lo mejor que le podría pasar a la Argentina en estas circunstancias es que en la próxima gestión, un partido político o un frente —con diferentes características, con más disposición al diálogo, con una visión más rigurosa del mediano y largo plazo, con más respeto por las instituciones—, se debería hacer cargo del gobierno”, explicó el diputado nacional. Se mostró confiado en que será quien encabece ese frente, y dijo que para lograr el triunfo en las elecciones generales “tenemos que actuar de manera tal de que la sociedad tenga certezas respeto de lo que está frente al oficialismo”.

Sobre el mediodía de la víspera, llegó al comité provincial en Santa Fe desde donde, luego de conversar con la prensa y la dirigencia radical, caminó por la peatonal y compartió un almuerzo en la Bolsa de Comercio con el empresariado capitalino.

Antes había exhortado al diálogo. “Hace posible las políticas de Estado —dijo—. A las políticas de gobierno las decide el partido que gestiona; en cambio, a las políticas de Estado las deciden la mayoría de los partidos políticos y los sectores de la economía y el trabajo”. Por la tarde, Alfonsín recorrió Rafaela, Sastre y San Jorge. Hoy llegará a San Lorenzo y a Rosario.
Segunda vuelta
“Según lo que manejamos, hay un escenario de segunda vuelta. Cristina Kirchner tendría el 31 o 32 por ciento de los votos y nosotros entre el 19 y 20 por ciento. Si le sumamos a ello la intención de votos que tiene Julio Cobos, estamos muy cerca. Y si tenemos en cuenta que aún faltan 9 meses, creo que incluso hasta en una primera vuelta podríamos estar ganando”, aseguró Ricardo Alfonsín
Fuente: La Capital de Rosario

De conflictos y visiones compartidas

A través de una columna en el diario La Nación, el economista y profesor de la UBA Adrián Ramos, Jefe de los Equipos Económicos de Ricardo Alfonsín, analiza la actual situación económica y las oportunidades que tiene la Argentina para concretar un modelo de crecimiento con desarrollo e igualdad. El artículo completo:

Por Adrián Ramos

Para LA NACION

Así como otros países de la región, la Argentina tiene la oportunidad de encarar la definición de una tendencia de crecimiento sostenido y de reducción de las desigualdades. Hay una sola manera de conciliar estabilidad, crecimiento y distribución en el largo plazo: una estrategia de desarrollo económico y social. El desarrollo conlleva modificar la estructura productiva, modernizarla, hacerla más inclusiva y lograr de ese modo que el crecimiento perdure. Para ello, es necesaria una visión compartida (no necesariamente un papel escrito) que oriente las decisiones. ¿Qué pretendemos fabricar dentro de cinco o 10 años? ¿Qué pensamos venderles a otras economías del mundo? ¿Cómo estrechamos la brecha tecnológica? ¿Cómo generamos empleo?

El criterio del Gobierno es que la potenciación de conflictos puede ser compatible o incluso generadora de crecimiento económico. Es claro que los conflictos son algo esencial a cualquier configuración económica y deben ser procesados. Pero un desarrollo acumulativo que cambie de manera apreciable las condiciones de vida es la realización de un proyecto compartido por amplios sectores de la población. En la Argentina no existe un sector social que pueda asumir o tomar a su cargo por sí solo la definición de un modelo de crecimiento.

Para algunos países (como Nueva Zelanda o el vecino Uruguay) una especialización agro-servicios podría inducir un sendero de crecimiento sin grandes dualidades sociales. En otros, como la Argentina, habría oportunidades abiertas, pero con potenciales problemas en mantenimiento de balances entre sectores y entre regiones. Por sus recursos, por las condiciones del mundo y por su estructura social, el crecimiento se dará con el aporte de su dinámico sector agropecuario, con la participación de la industria manufacturera, con un rol de los servicios como generadores de empleo, y con un clima social que vaya tendiendo a descomprimirse porque las mejoras benefician al conjunto.

Sin atraso cambiario

En un contexto de continuidad de favorables precios de exportación, entre los elementos que resaltan por su relevancia a futuro aparece la determinación de una tendencia exportadora y su consistencia con la competitividad industrial. En ambos sentidos, es crucial promover la diversificación de la estructura productiva. Desde un punto de vista macroeconómico ello supone evitar la repetición de episodios de atraso cambiario. Pero también un proceso sostenido y de mayores niveles de inversión que promueva la sustentabilidad externa, la difusión del cambio tecnológico y evite cuellos de botella en la infraestructura.

Invertir es comprometerse con el futuro. La inversión requiere rentabilidad, así como perspectivas de apropiabilidad de beneficios e implica límites a la discrecionalidad de políticas y un marco legal efectivo, previsible. La ausencia de rumbo de la economía y la incertidumbre sobre las políticas provocan que a las empresas que se encuentran cercanas a la utilización plena y enfrentan una demanda excedente les resulta más sencillo y menos riesgoso importar bienes que expandir su capacidad productiva. En los últimos tiempos se fue reduciendo la relación entre capital instalado y producto hasta alcanzar un nivel comparable al de la década del 90.

Para sostener una tendencia de crecimiento, la acumulación de capital deberá ser consistente con la evolución del producto y su financiamiento tendrá que combinar fondos propios de las empresas con recursos tomados del mercado financiero. La generación de mecanismos de financiamiento a plazos crecientes y en pesos será un proceso que sin duda deberá vencer obstáculos. Uno de los principales es la inflación.

Inflación real

La inflación conlleva costos. A las tasas actualmente vigentes en la Argentina, además de los efectos distributivos adversos del impuesto inflacionario, los problemas de la inestabilidad de precios derivan de los ruidos que se introducen en las decisiones económicas. Un esquema macroeconómico consistente es un medio para generar un marco proclive a la inversión que refuerce el crecimiento de manera compatible con una mejor distribución. Un funcionamiento macro ordenado requiere sin duda un desempeño fiscal sistemático y financieramente sostenible.

En suma, se trata de construir una visión de país compartida, que sin ignorar la conflictividad resultante de la multiplicidad de preferencias e intereses, permita encauzarla constructivamente, estirando progresivamente el horizonte de decisión de los actores sociales. El desarrollo económico no es una carrera de 100 metros sino una maratón. Encarar la carrera de fondo requiere actitudes y visiones a largo plazo. Para ello se precisa una acción coordinada pública y privada orientada hacia oportunidades concretas para el aparato productivo. Para ello, se requieren empresarios que busquen activamente oportunidades de expansión productiva y las aprovechen.

Hoy nuestra economía no tiene esa visión compartida. Hoy no tiene rumbo.

FUENTE: LA NACION

Anuncios
Posted in: General