Otra buena. La poli no hace más cédula parece que tampoco pasaporte…

Posted on 23 febrero 2011

0



Los pasaportes pasarán a ser emitidos por el Registro Civil. Desde el 25 de febrero dejará de existir la cédula de identidad.

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, ordenó que a partir del 25 de febrero la Policía Federal dejará de hacer las cédulas de identidad. Desde el punto de vista de la identificación, el gobierno nacional considera que con el Documento Nacional de Identidad es suficiente y no hay razones para que haya una superposición. Pero es inminente un anuncio del Poder Ejecutivo de una resolución aún más importante: una comisión mixta de los ministerios de Seguridad y del Interior ya llegó al acuerdo de que la Policía Federal dejará de confeccionar los pasaportes. Ese documento pasará al Registro Nacional de las Personas (Renaper), el mismo que emite el DNI. O sea que el pasaporte quedará, por primera vez, en la órbita no policial del Estado. El anuncio probablemente lo hará la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el discurso de apertura de las sesiones parlamentarias el 1º de marzo.


En la Argentina reinó la concepción de control policial de la sociedad, incluidos aquellos que nunca cometieron un delito ni pasaron una hora en una comisaría. Pero, además, se impuso la idea de una policía generalista que se dedica a todo: controla el tránsito, los cambios de domicilio, actúa para apagar los incendios, aplica edictos sobre la conducta en los bares y casi cualquier otro tema. Este es un paso más para sacar la policía de lo que no le compete ni tiene por qué controlar.


La cédula dejará de existir –las actuales seguirán hasta que pierdan vigencia– y los pasaportes pasarán a imprimirse como los DNI. Con la impresión de esos documentos, las gestiones de Néstor Kirchner y luego de la actual Presidenta pasaron de un contrato multimillonario con Siemens para los DNI a elaborarlos con tecnología nacional. La idea es que lo mismo ocurra con los pasaportes. El otro fin estratégico es liberar de las tareas que están cumpliendo en el centro de documentación y archivo a cerca de dos mil agentes. El concepto global es que la policía debe ocuparse única y exclusivamente de la seguridad.


A la policía lo que es de la policía.


“En prácticamente todo el mundo, la documentación y los antecedentes son manejados por una agencia del Estado nacional, no por las fuerzas policiales”, señaló a Página/12 el especialista en Seguridad y ex director de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) Marcelo Saín. “La lógica es que todo esté en manos del Renaper”, planteó.

El archivo actual de la Policía Federal sufrió una metamorfosis de lo que era la “Galería de sospechosos” en 1910 a los registros dactilográficos no sospechosos en los años ’20, donde también se hacía el seguimiento de las personas detenidas. En los ’30, los archivos se ampliaron con la idea de la “averiguación de antecedentes”, y a partir de allí surgió la cédula de identidad, los registros de antecedentes de toda la población y, en definitiva, el control y la identificación de todos los ciudadanos por parte de la Policía Federal.


“La Policía Federal siempre lo manejó como si los datos fuera propios, casi como si fuera información de una policía secreta. Por ejemplo, cuando las autoridades aeroportuarias de Sudáfrica le pidieron a la Policía de Seguridad Aeroportuaria Argentina, en tiempos en que yo era el titular, información sobre barrabravas y en particular uno de los líderes, nosotros le pedimos los datos a la Policía Federal. Nos contestaron mandándonos un recorte de un diario deportivo, algo que nosotros ya teníamos. No quisieron mandarnos los antecedentes. O sea que manejaron todo como si fueran un aparato de espionaje”, recordó Saín. “Es la única base de datos de todo el país sobre personas no sospechosas a la que no tiene acceso nadie, ni siquiera la Justicia. A veces dicen que no las tienen”, remarcó. La base de datos actual de cédulas y pasaportes no está vinculada a lo penal.

El ex director de la PSA advirtió también que “la Policía Federal tiene asignados dos mil empleados al área de documentación y antecedentes. Coincido totalmente con la ministra Nilda Garré en que ésa no es una función de la Policía Federal”. “Esos efectivos tienen que ser volcados a la cuestión de seguridad, no a manejar la información sobre los ciudadanos. Mi opinión es que tampoco los bomberos tienen que ser parte de la Policía Federal. No tiene sentido”, estimó Saín, que recordó que se destinan nueve mil hombres a la división Bomberos. “Hay que volcar todos los hombres y mujeres de la Policía Federal a dar una respuesta en materia de seguridad y de lucha contra las organizaciones criminales.”

Para Saín, tampoco tiene mayor sentido que la policía se ocupe de dirigir el tránsito. “En Quilmes lo hacían pasantes de la Universidad de Quilmes”, ejemplificó. Lo hicieron a través de un convenio con esa casa de estudios. Lo mismo ocurrió con los aeropuertos: Argentina era uno de los pocos países del mundo en que los militares manejaban los aeropuertos civiles. Se cuentan con los dedos de una mano.

NDE; hay quienes ven en esto la utilización de la base de datos de la PFA para uso del Gobierno y no del Estado. Creemos que es hilar muy fino y no hay indicios que muestren que esa sea el real sentido. Es importante que la PFA vaya tomando su perfil correcto y deje las actividades que el Proceso le fue sumando.

La ecuación me parece simple. Menos policías en tareas que no corresponden + policías en la calle

Anuncios
Posted in: General