es por la guita, estúpido…

Posted on 22 octubre 2010

0



A los tiros por dinero

Detrás del ataque a trabajadores ferroviarios del Polo Obrero, que dejó un muerto y varios heridos de bala, se esconde la trama del negocio de los abultados contratos de las empresas tercerizadas que brindan servicios a la UGOFE, la compañía que creó el gobierno nacional en 2004 para reestatizar algunos ramales del tren.

No se trata sólo de una pelea sindical, un enfrentamiento entre trabajadores. El ataque de una patota de la Unión Ferroviaria a otros empleados del tren esconde una batalla por el control de los abultados contratos de la explotación de la Línea Roca, que involucra al Estado Nacional, al sindicato que conduce José Pedraza y a las compañías que administran la UGOFE, la empresa que creó Julio De Vido para gestionar los ramales reestatizados.

La historia comenzó con la propia formación de la UGOFE, una asociación de Metrovías, Ferrovías y Trenes de Buenos Aires bajo la tutela estatal, que a poco de andar comenzó a tercerizar algunas tareas y servicios en empresas creadas para la ocasión y que emplean a sus trabajadores por fuera del convenio colectivo de trabajo de los ferroviarios, en una evidente discriminación hacia esos empleados. La Unión Ferroviaria de Pedraza convalida la situación desde el primer día. ¿Por qué avalaría un sindicato la precarización del trabajo? Los trabajadores denunciaron que los dirigentes del propio gremio están ligados a algunas de esas empresas tercerizadas.

Esas firmas contratistas emplean a sus trabajadores en los convenios de trabajo del sindicato de comercio o de la UOCRA para pagar salarios más bajos. E incluso una de esas tercerizadas obliga a los empleados a asociarse como cooperativistas inscriptos en el régimen de Monotributo, sin ART, ni obra social, ni asignaciones familiares, ni vacaciones pagas, ni aguinaldo, ni indemnización por despido. Es el caso de la Cooperativa Unión del Mercosur, que los militantes del Polo Obrero afirman que fue formada por la propia Unión Ferroviaria.

Estas firmas satélite emplean a más de 1.500 trabajadores ferroviarios, una cuarta parte del plantel de los empleados de la línea General Roca. Entre ellas figuran Aumont S.A, (Control de Evasión), ECOCRED S.A (limpieza), CONFER S.A (obras en vías), Unión Mercosur Coop Ltda (mantenimiento de vías y desmalezamiento) o Mapra SRL (vigilancia).

Los trabajadores reclaman ser contratados en las mismas condiciones que el resto de los ferroviarios, lo que elevaría sus salarios de 2.200 pesos promedios, a un mínimo de 4.400. Además exigen la reincorporación de 120 despedidos.

¿Los motivos de la flexibilización aparada por la Unión Ferroviaria? La explicación es sencilla: salarios bajos, sin aportes, ni vacaciones, ni nada, supone mayores ganancias para los empleadores, entre los que figuran, según ya se denunció ante el Ministerio de Trabajo, el propio sindicato. El Gobierno Nacional, artífice de la UGOFE, nunca intervino para revertir esa situación.

Trabajadores de empresas contratadas ejemplificaron con algunas de las maniobras que se pondrían en práctica por las cuales esas compañías maximizan sus ganancias: las máquinas con las que se arreglan las vías son estatales, pero unos años atrás fueron reparadas por compañías contratadas y, de ahí en más, las empresas le cobran una especie de alquiler al Estado para costear el arreglo.

El reclamo más importante que están haciendo los trabajadores tercerizados es que mientras los empleados del tren especializados en hacer obras en durmientes y rieles cobran entre 4500 y 5500 pesos mensuales, según la antigüedad, los mercerizados (flexibilizados) embolsan entre 1900 y 2400 pesos.

Por eso el reclamo central es pasar a la planta permanente.

http://lanotadetapa.com/2010/10/20/a-los-tiros-por-dinero/

Anuncios
Posted in: General