en Lugano/Soldati a Mauri los recien nacidos, le importan nada…

Posted on 29 junio 2010

1



El reciente informe Mortalidad infantil 1990-2009 del GCBA, nos muestra varios elementos para poder analizar la política de salud y educación del Gobierno de Macri. El que comenzó allá por el 2007 y finaliza el año próximo.

Bien, la Tasa de mortalidad infantil, neonatal y postneonatal por mil niños nacidos vivos, según el mismo Gobierno de la ciudad de buenos aires muestra lo siguiente:

Año    total

2000        9.0 / 2001        9.1 / 2002        9.9 / 2003        8.5 / 2004        7.8 / 2005        7.8 / 2006        7.9 /2007        7.9

2008        7.3 / 2009        8.3

Es decir que en el último año, la tasa subió un punto. De 7.3 a 8.3/1000 niños que mueren al nacer. Se entiende, son pibes, bebés que pudieron hoy estar viviendo y están muertos por inacción del GCBA.

Como indica el informe, “en los últimos 20 años se registró en la CABA una disminución sostenida de la tasa de mortalidad infantil… y en el 2009, aumentó un punto por mil con respecto al 2008.”

Pero vale algunas aclaraciones, porque ese el promedio, en barrios como el sur de la capital, Lugano, la tasa se fue de 11,9 a 12,8, es decir que era ya mucho más alta que el promedio y Liniers, mataderos creció de 8,3 a 11,3, es decir mas de 3 puntos/1000.

Se entiende. Con la economía que funciona bien, con el dinero que le giran para cubrir estas políticas y con eso, la tasa sube. Es increíble no? Ahora la culpa también es de Ibarra, “el matrimonio presidencial” o “esa señora de allá” como Mauricio llama a la Presidenta.

Ahh pero tenemos doble via en Santa Fe, Bicisendas, payasos disfrazados de policías, espías en la Metropolitana y en Palermo hay veredas más anchas.

Ahora si…

Algunas reflexiones al respecto:

El Mapa de apertura, muestra el gradiente de la carencia, distribuido geográficamente y, como es histórico, el Sur porteño es el cordón más castigado, (en el mapa zona celeste y azul).

Sin embargo, el colapso del sistema sanitario y el avance de las casas tomadas , las que nominamos como “villas de emergencias gelatinosas” hacia el centro norte de la ciudad , muestra el alto impacto diferencial de la mortalidad infantil en barrios otrora considerados de “clase media” porteña.

Observen el cuadro desagregado por barrios

Como se observa, a la catástrofe sureña, con epicentro en los barrios de Lugano, Soldati Mataderos, Liniers, Parque Avellaneda , Boca, Barracas, donde las tasas de mortalidad ya altas, continuaron aumentando fuertemente entre los años 2008 y 2009, se agrega la novedad del avance del impacto creciente de la mortalidad infantil, en barrios del centro y norte porteño.

Barrios emblemáticos de clase media y media alta como Belgrano, Nuñez, Colegiales, Flores, Saavedra, Villa Urquiza , Parque Chacabuco, vieron incrementar la mortalidad infantil de los niños nacidos vivos en esas zonas en el lapso 2008-2009, de manera notable.

Las razones fundamentales de este “desplazamiento ” de la carencia hacia zonas geográficas no tradicionales son combinadas:

  1. El colapso del sistema de salud.
  2. La expansión de las villas de emergencias “gelatinosas”, mediante la toma de edificios y casas en diversos barrios de la ciudad.
  3. La ausencia de política inmigratoria.

Así las cosas, hoy, sobre tres millones de habitantes porteños, cálculos conservadores señalan que el 8% de la población reside en viviendas precarias.

De ellas 150.000 habitan Villas de emergencias tradicionales y al menos otras 100.000 personas, viven en casas tomadas o villas gelatinosas, pobladas al igual que las villas tradicionales por una mayoría creciente de inmigrantes ilegales, cuya localización ya no respeta la “tranquilizadora” geografía tradicional de la pobreza porteña de absoluto predominio sureño de las villas de emergencia.

El pobrerío lejos y en el Sur. El desplazamiento de las carencias sin prisa ni pausa al conjunto de la geografía porteña vía casas tomadas, sumado a la precarización de las condiciones de trabajo de la clase media , que perdió sus coberturas de salud y presiona sobre el hospital público sin presupuesto ha colapsado el sistema público de manera definitiva.

Es este movimiento combinado el que da como resultado el empeoramiento de indicadores sanitarios muy básicos –imposible de imaginar que empeoren en cualquier distrito medianamente organizado — como la mortalidad infantil , que indica la tasa de niños fallecidos antes del año de vida, cada 1000 nacidos vivos.

Así las cosas, sepan los compañeros y compañeras, que junto a la reapertura parcial del teatro Colón con Ricky Fort en first class, y el regreso de los almuezos de Mirta a la magna sala, con el aumento y expansión geográfica de la mortalidad infantil, podemos afirmar sin temor a equivocarnos , que estamos ya en presencia de otro de los grandes logros de la gestión PRO.


http://rambletamble.blogspot.com/2010/06/gestion-pro-mortalidad-infantil-y.html

Mortalidad infantil y asignacion universal, los numeros

En días pasados se dieron a conocer los índices de mortalidad infantil informados por la Dirección General de Estadística y Censos del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Según los datos publicados, tras 5 años sostenidos de descenso, la mortalidad infantil aumentó el año pasado en la ciudad de Buenos Aires, un punto por mil en comparación con el 2008.

Según el informe del organismo porteño, durante el año pasado se registraron 8,3 fallecimientos por cada mil nacidos vivos, y se ubicó de este modo un punto sobre las cifras de 2008, cuando se habían detectado 7,3. Cabe destacar que la mayoría de las muertes se concentran en la zona sur de Capital Federal donde, según las estadísticas, los barrios de Villa Lugano, Villa Riachuelo y Villa Soldati registran 12,8 casos por mil, lo que representa un aumento de 0,9 por mil respecto a 2008. La Zona Norte de la Capital Federal es la menos afectada.

Estas alarmantes cifras son resultado directo de las políticas de la gestión macrista.

A nivel nacional y en números absolutos, sin embargo, durante 2009 se redujeron los fallecimientos. Se evitó la muerte de 425 niños menos que en 2008, según informara el Ministro Manzur. En Jujuy, en San Luis, San Juan o en provincias como Tierra del Fuego, la reducción de los índices es considerable y nada tienen que ver con la situación en la Capital, lo que refleja la vocación y decisión política del más alto nivel de los gobernantes, empezando por la Presidenta de la Nación.

En lo que se refiere a Educación, mientras que en la ciudad se suman las protestas por falta de gas, por  infraestructuras deficientes  y por subejecución presupuestaria, en el resto del país el impacto de la Asignación Universal  por Hijo impactó de lleno en la matriculación escolar. En la provincia de Buenos Aires hay entre 150 y 170 mil chicos más en el sistema educativo de la Provincia de Buenos Aires mientras que a nivel nacional habrían ingresado casi 300 mil jovenes. Adicionalmente, desde el Ministerio de Educación se está trabajando muy fuertemente en una iniciativa para reincorporar a los estudiantes secundarios a la escuela, con una propuesta flexible que no degrade la calidad educativa.

Posted in: General