seguridad jurídica… en los 90’s era otra cosa…

Posted on 18 diciembre 2009

0



La noticia…

Valenzuela es el secretario de Estado Adjunto para el Hemisferio Occidental: el máximo responsable de las relaciones estadounidenses con América Latina (por debajo, claro, de la secretaria de Estado Hillary Clinton). Está en la Argentina en una visita oficial durante la cuál no se verá con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y sí lo hizo, en cambio, con el vicepresidente Julio Cobos; con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y con el diputado Francisco de Narváez.

En el marco de su visita, también se reunió con altos directivos de firmas de su país radicadas en la Argentina. Ellos, dijo hoy, le manifestaron su “preocupación” no sólo por “la inseguridad jurídica” sino, también, por “el manejo económico” local . Más aún: advirtió que “a menos que haya cambios”, estarían comprometidas “las inversiones que estarían interesados en hacer”.

El enviado de Obama dijo además que notó un “cambio” con respecto al clima de negocios de hace una década, ya que entre las firmas norteamericanas “en 1996 había mucho entusiasmo e intención de invertir” en la Argentina.

Huelgan las palabras, entonces para este tipo de declaraciones.

Mas allá de que el enfque de cada diario es muy diferente, pero además muy sesgado…

Clarín, titula:

Enojo oficial con el enviado de Obama porque habló de inseguridad jurídica

21:50|Arturo Valenzuela, encargado de las relaciones de EE.UU. con la región, se reunió con empresarios de firmas norteamericanas radicadas en el país. Dijo que están preocupados por “la inseguridad jurídica” y el manejo de la economía. Dura respuesta del ministro Randazzo.

La Nación, titula:

La relación con la Casa Blanca / Un mensaje que enojó al Gobierno

Choque con EE.UU. por la seguridad jurídica en el país

Un enviado de Obama dijo que hay preocupación en el empresariado y le respondieron tres ministros

Mientras que Crítica Digital, tituló.

EL ENVIADO DE OBAMA ENFURECIÓ A LOS KIRCHNER

Say no more

El jefe de la diplomacia de EE.UU. para América Latina, Arturo Valenzuela, dijo que las empresas de su país están “preocupadas” por la segurida jurídica

El análisis Por Luis Bruschtein

(…) Pero sus declaraciones posteriores profundizaron el malestar en ese plano. La alusión a la “inseguridad jurídica”, que apunta a los planteos de la empresa Kraft porque el Estado la obligó a reincorporar despedidos o a Torneos y Competencias por la televisación del fútbol, y la ley de servicios audiovisuales, pusieron de manifiesto el contenido regresivo que sigue teniendo la diplomacia norteamericana para la región. La frutilla del postre la puso cuando afirmó que los empresarios norteamericanos en la Argentina tienen nostalgia por 1996, el año de oro del menemismo y el neoliberalismo, la fiesta más cara de los ricos que llevó al desastre del 2001-2002.

Después del drama de miseria, desempleo y destrucción de la economía que significó para los argentinos la década menemista con su complemento aliancista, las declaraciones de Valenzuela, en nombre de los empresarios norteamericanos o de lo que fuera, sumadas a su reunión con el vice por fuera de la agenda institucional, dejan un sabor a sopapo y golpe bajo, que muchos no esperaban de un funcionario de Obama. En otro momento nadie hubiera dudado de que Cobos había recibido un guiño obvio del gobierno norteamericano. Es cierto que se reunió con otros dirigentes de la oposición, como Francisco de Narváez y Mauricio Macri. Pero el encuentro con Cobos implicó un compromiso más alto porque para hacerlo debió transgredir premisas muy básicas de la diplomacia.

Otro análisis…

Por Raúl Dellatorre

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-137164-2009-12-17.html

(…) La desconfianza y la inseguridad jurídica, está claro, no dependen de lo que haga o deje de hacer este Gobierno. El problema es “este” Gobierno, como otros de la región, a los que el propio Valenzuela calificó como “una aberración de la democracia”. Fue el término con el que, en otro reportaje, se refirió al de Evo Morales, al cual le reprocha sus enfrentamientos con la oposición, pese a los intentos de la misma por voltearlo mediante fórmulas políticas, primero, y por vía sediciosa después.

“Hay una tendencia a pensar que la democracia es de las mayorías”, dijo en septiembre de 2006 hablando de Latinoamérica y los gobiernos con liderazgos fuertes, que Valenzuela y los suyos consideran “populistas”. “Es como tomar la declaración de Lincoln sobre la democracia, esa que dice que es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, y cambiarla por el gobierno de la mayoría del pueblo, por la mayoría del pueblo y para la mayoría del pueblo”, completó el concepto.

La negación de la existencia de mayorías populares y minorías que se oponen es ocultar las tensiones de una sociedad en proceso de cambio, en búsqueda de redistribuir la riqueza o simplemente el ingreso. No es una formulación inocente: es la estricta argumentación en defensa del statu quo vigente. En nombre de ese gobierno de “todos”, se reacciona ante leyes o reformas que impliquen sacarles algo a “algunos” en beneficio de una mayoría. Así, se alcanzan piezas oratorias tan sorprendentes como la de un monopolio de los medios que, ante el intento oficial de limitar su posición dominante abusiva, se exhiba como víctima del “abuso y la arbitrariedad”. O las de la compañía norteamericana Kraft-Terrabusi, que después de avasallar los derechos gremiales de sus trabajadores, se siente dañada en su seguridad jurídica por la intervención arbitral del Estado.

Quienes ostentan estas categorías de pensamiento, qué duda cabe, con Menem estaban mejor.

Anuncios
Posted in: General