paleeermo, paleeermo…

Posted on 6 noviembre 2009

0



Espectacular, la columna de Mariana Enriquez, del último domingo de Radar, en Página12.

Me hizo reir,  pensar, reflexionar y nuevamente pensar en lo que ellas quieren.

Aquí es donde me di cuenta que la realidad es diferente según la mirada de cada uno. Mientras a la mayoria de los hombres y varias mujeres, el gol de Perú para el 1a1 era para infarto, y el gol de Palermo era el éxtasis, para algunas mujeres, mas de las que seguramente lo confiesen, el gol de Palermo, fue mirar otro fútbol. Mirarlo de otra manera. Pero si allí estaba él. Sin camiseta, bajo la lluvia, torso desnudo… sin “tunning alguno”

Entonces pensé en que cada uno mira lo suyo de lo mismo que todos miramos. Pero vemos distinto, vemos cosas que otros ni siquiera registran.

Allí es donde reside el encanto, en ver cosas distintas, en ver luego de haber mirado. La mirada de Mariana es diferente, como también la de todos nosotros ante cada hecho, que sea dicho, no es sino en la mirada de cada uno de nosotros.

Así que bien para los que no estamos tuneados, para los que somos “al natural” y también, bien, para los que miramos y vemos, mas allá de lo que nos quieren mostrar.

…Entonces me puse a mirar el partido de Argentina y Perú, y Palermo que clasifica al equipo –porque todo bien con ganarle a Uruguay, estuvo buenísimo, pero fue con Perú la clasificación– y en el festejo se saca la camiseta bajo la lluvia y entonces me di cuenta, y me di cuenta por completo. Está muy fuerte Martín Palermo. Es un caballo Martín Palermo. No quiero escuchar una palabra de jugadores supertuneados como Demichelis o Gago (por favor: para glamour y pelito me quedo con los italianos). Tampoco de la Bruja, que reconozco que es lindo, pero es muy pincha Verón, ídolo de Estudiantes además, no me pidan que cabecee. Acerca de los chiquitos creo que no hay que elaborar. Es Martín lo mejor que tenemos. Excelente edad la del hombre (estará grande para la cancha, pero eso solo), narigón alto de ojos claros (son todos lindos: Adrien Brody, Daniel Day-Lewis, Gaspard Ulliel, no sé qué pasa, pero funciona siempre), un cuerpo para el escándalo (impecable esa elevación que se le forma en la cintura cuando se dobla para atrás; impecable el ancho de los hombros; impecable todo, especialmente mojado por la lluvia). Además es agradable, parece medio inocentón y es totalmente inalcanzable de verdad; los varones del fútbol salen con mujeres que, para empezar, no escriben en diarios: salen en tapas de revistas. Pero no importa: soñar, soñar. A esta altura me gusta tanto que hasta fantaseo con esa máscara que usa por la nariz rota, un artefacto que está entre Hannibal Lecter y la máscara que usan para cubrirse el rostro las mujeres de Bandar Abbas en Irán. Que Diego lo lleve a Sudáfrica. No pienso ceder a los dementes que quieren vender a Messi como sex symbol, por más que pose para Lody Underwear (hay fotos online, pero no se molesten). Quiero un Mundial con un equipo que lleve algo lindo adelante. Así, si hay que volverse en octavos, por lo menos no fueron solamente horas de sufrimiento las que se vivieron frente a la televisión.

Y si llegamos lejos, ya imagino más torsos desnudos en el festejo. ¿O la FIFA lo prohíbe? Seguro que sí, son re mala onda. Igual se pueden sacar la camiseta cuando termina el partido, ¿no? Por lo menos las intercambian. ¡Que ni se les ocurra cortar la transmisión antes de ese momento trascendental, eh! ¡Se pide por favor!

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-5674-2009-11-06.html

Posted in: General